COMO HACER PRE-COMPOS PARA ALIMENTO DE NUESTRAS LOMBRICES

Hacer pre-compost es una actividad para toda la familia y principalmente para nuestros pequeños, para acercarles a la naturaleza e ir enseñandoles valores de consumo responsables.

La diferencia entre hacer compostaje y pre-compostaje básicamente radica en el tiempo que necesita el proceso para una u otra cosa. En este caso vamos a centrarnos en el pre-compostaje que es el que nos interesa para la alimentación de nuestras lombrices. Realizarlo no es complicado, pero necesitaremos 3 ideas muy importantes antes de empezar con el proceso.

  • COMPOSTADOR
  • MEZCLADO Y PROPORCIÓN DE RESTOS
  • HUMEDAD

COMPOSTADOR. Sera el recipiente donde vayamos a ir depositando nuestros restos orgánicos, su medida depende principalmente de la cantidad de materia que generemos. Podemos comprarlo por poco precio, pero si no queremos gastarnos dinero cualquier material puede servir para hacer un cajón cuadrado, los mas utilizados son madera, ladrillos, bloques etc. Es importante elevarlo ligeramente del suelo para que el exceso de humedad no se acumule en el fondo y de problemas de mal olor y putrefacción.

MEZCLADO Y HUMEDAD

Un buen mezclado es unos de los puntos importantes para preparar un alimento a la lombriz de calidad. Es muy importante que las proporciones de nitrógeno carbono sean adecuadas para que el proceso se haga adecuadamente. Para no entrar en demasiados detalles en general respecto a las proporciones de nitrógeno y carbono os explico lo que es cada cosa. El nitrógeno esta principalmente en dosis elevadas en los restos verdes, lo mas blando serian en general nitrógeno y el carbono lo mas fibroso lo marrón paja, hojas, restos de podas etc. Teniendo claro lo que es cada cosa tan solo hay que proporcionarlo bien. Sin grandes complicaciones una proporción de 60% de nitrógeno ósea restos vegetales blandos y un 40% de carbono hojas, paja, serrín, podas etc es un buen porcentaje para realizarlo bien, es muy importante el carbono en la mezcla ya que si no lo usamos el proceso no va a tener la suficiente esponjosidad y por consiguiente no habrá oxigeno en el interior de la mezcla y el proceso se realizara sin oxígeno y nos dará problemas.

La humedad es muy importante mantenerla entorno al 50%, haciendo la prueba del puño al coger una parte de material se tiene que formar una albóndiga que al abrir la mano mantenga la forma y al mismo tiempo no debe de salir ninguna gota de agua.

En aproximadamente 2 meses serán suficientes para que la comida este preparada para la lombriz, en ese momento ya a penas se apreciaran los restos iniciales y tendrá un olor agradable, es una alimentación que evita aumentos de temperatura, tiene un ph entorno al 7 que es muy bien aceptado por la lombriz, evita la aparición de moscas y mosquitos y a la lombriz le encanta. Todo esto no significa que la comida fresca no sea una buena comida para la lombriz, es una comida que de echo le fascina, pero hay que tener cuidado ya que si nos excedemos en la cantidad vamos a quemar a nuestras lombrices.